“Soy un cazador y disparo a quien me sale de los cojones”: Muere Alma, la perra maltratada por el cazador de Chantada a la que disparó, golpeó y arrastró brutalmente tras dar a luz a seis cachorros

by Dec 7, 2019Adopciones1 comment

Los Hechos

 

El suceso ocurrió el pasado día 3 en las cercanías de la aldea chantadina de Soilán y si trascendió públicamente es porque una pareja que circulaba en ese momento con su coche por allí vi la escena, se paró y la grabó en vídeo con un teléfono móvil. Los dos testigos contaron a la Guardia Civil que mientras iban en su coche por la carretera N-540 a la altura de Soilán, se encontraron con que un perro cruzaba la carretera delante de ellos e inmediatamente oyeron un disparo. Al mirar hacía el lugar del que venía el ruido vieron al ahora denunciado con una escopeta en la mano. Después pararon el coche, se encararon con el hombre y avisaron a la Guardia Civil.

Alma, que así se llamaba la perrita, acababa de parir a seis crías en un alpendre cercano a su casa. Por su parte, el indeseable, una vez detenido por la Guardia Civil añadió que le disparó porque el animal se metía en la carretera y podía provocar un accidente de tráfico. La investigación judicial abierta tendrá que determinar si después de tirotearla arrastró a la perra doscientos metros con un pastor y un hierro de un pastor eléctrico. Es lo que recoge al parecer el atestado policial, en el que los agentes explican que el denunciado había reconocido que disparó contra la perra a través de la carretera y hacen constar que una vez herida fue a por ella, la ató y la arrastró por el suelo con la cuerda y la pieza del pastor eléctrico unos doscientos metros.

A día de hoy, y a pesar de que se ha intentado por todos los medios mantener con vida a Alma en el prestigioso centro veterinario de la Universidad de Lugo, Rof Codina, esta ha fallecido.

 

¿Habría voluntarios para hacérselo a él?

 

Esto es lo que, literalmente, se preguntaba el afamado escritor Perez Reverte en un polémico tuit hace unos días. Seamos sinceros… ¿Que culpa tienen los chantadinos y lucenses en general de tener a este tipo como vecino? Nada ¿Que culpa tiene la buena señora que, seguramente para su desgracia, dio a luz hace muchos años a este despojo humano? Nada. ¿Que culpa tenía Alma cuando, tras dar a luz, intentaba sobrevivir con dos huesos rotos, dos tiros, y estaba siendo arrastrada con un alambre electrico por el cuello? Ninguna.

“Soy cazador y disparo a quién me sale de los cojones”, esa fue la explicación que dio el otro día el de la escopeta, y seguramente la que le habría dado a la pobre perrita. Por eso, y aunque sólo le cayeran 18 meses de cárcel porque como dice Pérez Reverte, “la culpa no es sólo suya. También de la basura de leyes españolas sobre bienestar animal“, no estaría de más que esta desperdicio humano probara de las “leyes” que, desgraciadamente, hay en el interior de los correccionales españoles para algunos casos concretos; Así, cuando el de la escopeta les preguntara a sus compañeros de celda: ¿Por qué me habéis hecho esto? Estos, seguramente le dirían divertidos y entre risas… !porque nos sale de los cojones cariño!. Y es que como dice el bueno de Reverte… ¿Habría voluntarios para hacérselo?

1 Comment

Leave a Reply to Jose Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Share This